Prevenir Alzheimer, claves para lograrlo

Prevenir Alzheimer, claves para lograrlo
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

La enfermedad de Alzheimer es un trastorno neurodegenerativo que incluye un gran número de factores de riesgo. Algunas causas como la edad o la predisposición genética son totalmente inevitables, pero también existen otras que podemos trabajar a diario para prevenir el desarrollo de esta patología. Si bien hoy en día continúa la búsqueda de un medicamento efectivo que permita combatir el Alzheimer, las técnicas de prevención siguen siendo la primera línea de defensa contra esta devastadora enfermedad. Tú puedes evitarlo desde hoy mismo siguiendo estas claves.

La alimentación

Como todo aspecto de nuestra vida, la alimentación es un pilar básico que puede conducirnos por el camino de la buena salud. De manera general, es importante evitar las grasas saturadas y las comidas procesadas, y en cambio, recurrir a una dieta rica en antioxidantes y ácidos grasos Omega 3. ¿Cómo lograrlo? Pues consumiendo abundante pescado azul (salmón, sardinas, atún, etc.), verduras como espinacas, brócoli y alfalfa, frutos secos, aguacate y frutas como frambuesas, moras y arándanos.

Estimula tu cerebro

Nuestro cerebro es un músculo, y si no se ejercita, se atrofia. Para combatir el Alzheimer, es imprescindible en estos casos apostar por una actividad cerebral adecuada que permita estimular y desarrollar nuestras conexiones neuronales. Dedicar una parte del día a resolver crucigramas, sopas de letras o sudokus, puede ser sumamente provechoso. Al mismo tiempo, podemos dedicarnos al bricolaje, la jardinería, o incluso, a realizar recetas de cocina. En este sentido, todo vale.

Bebe líquidos

Para nadie es un secreto la importancia que tiene el agua en nuestra vida. Contar con un organismo hidratado es sinónimo de buena salud, especialmente si dejamos atrás las bebidas azucaradas o con cafeína, y nos concentramos en la ingesta de jugos naturales. Las investigaciones científicas realizadas han determinado que las vitaminas y los antioxidantes presentes en numerosas frutas y vegetales pueden resultar muy eficaces contra el Alzheimer.

Recibe la vacuna antigripal

Hace algunos años se difundió una noticia de que la vacuna antigripal podía aumentar el riesgo de padecer de Alzheimer. La causa detrás de este hecho apuntaba a los niveles de mercurio presentes en este medicamento y sus consecuencias tan nocivas para la salud del cerebro. No obstante, hoy en día se ha demostrado que, al contrario, las vacunas antigripales que se reciben cada año, son capaces de reducir los síntomas del Alzheimer, aunque aún no se conoce a ciencia cierta el porqué de esta relación.

Juega

Los videojuegos han sido criticados desde siempre por sus nocivos efectos para los niños y su incitación a la violencia, y aunque no se ha podido demostrar que realmente tengan un impacto negativo en la salud de las personas, lo cierto es que algunos géneros como los juegos de estrategia, los acertijos y los juegos de rol, son herramientas impresionantes que pueden estimular nuestra capacidad mental. Busque juegos que le desafíen y que le resulten atractivos. De esta manera su cerebro se sentirá más estimulado, y por supuesto, más saludable.

Sobre el café

Para algunas personas, una buena taza de café en la mañana es parte de un ritual inviolable, y es que, desde el punto de vista nutricional, el café es una bebida antioxidante exquisita para prevenir el Alzheimer. Algunos especialistas recomiendan incluso beber entre tres y cinco tazas diarias, algo que puede disminuir el riesgo de esta enfermedad en un 60%. Eso sí, cuidado con el azúcar.

Haz ejercicios

Al igual que la alimentación, los ejercicios son una constante dentro de nuestras intenciones de contar con un estilo de vida saludable. Particularmente, el Alzheimer y la práctica regular de actividades físicas guardan una relación importante para nuestro organismo. Además de que aliviamos nuestro cuerpo y estimulamos la circulación sanguínea, una jornada en el gimnasio puede ayudarnos a mantener un IMC adecuado.

Aléjate del estrés

Los escenarios de depresión, ansiedad o estrés son perjudiciales para nuestro cerebro y nuestra salud en sentido general (las hormonas del estrés reducen el cerebro). Para ello, reserva 15 minutos de tu día y dedícalos a la meditación. Cierra tus ojos, relaja tu cuerpo y mantén la mente en blanco, eso es todo lo que necesitas para mejorar tu circulación vascular. Inténtalo por dos meses y notarás los resultados.

Por último

¿Quieres hacer más para prevenir el Alzheimer? Pues aléjate del cigarrillo, y no abuses del azúcar. Además de ello, es importante que evites los golpes fuertes en la cabeza, e intenta tomar el Sol (vitamina D) en los horarios de la mañana o la tarde. Por las noches, asegúrate de proveerle a tu cuerpo un buen sueño reparador. Finalmente, no descuides tus obligaciones sociales, disfruta la compañía de tus amigos y estarás también combatiendo la demencia.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+