Técnicas de estimulación para enfermos de Alzheimer

Técnicas de estimulación para enfermos de Alzheimer
Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

El Alzheimer es una enfermedad muy seria que afecta a muchas más personas de las que pensamos. Sin duda para evitar que esta enfermedad avance rápidamente es una gran idea realizar diferentes ejercicios y practicar distintas técnicas para lograr retrasar su progreso. El Alzheimer deteriora poco a poco las capacidades cognitivas de las personas que lo padecen y es por ello que las personas destinadas a cuidar al enfermo tienen que trabajar este tipo de capacidades estimulando a los enfermos con diferentes técnicas.

Técnicas de estimulación para personas con Alzheimer

En primer lugar será muy importante aplicar diferentes técnicas para ejercitar y mejorar la memoria como pueden ser la repetición de números, los juegos de memoria con imágenes, el recuerdo de noticias, fechas de cumpleaños o acontecimientos y el repaso a los hechos de cada día del día anterior- por ejemplo hacer un repaso a las comidas o a las visitas- etc.

En segundo lugar, como nos recomiendan desde OnPsico, también se deben aplicar diferentes técnicas para conseguir mejorar la orientación. Esto es interesante tanto para que la persona enferma conozca todos sus datos como para que consiga orientarse en un espacio-tiempo concreto. Recomendamos aplicar la técnica de las preguntas, consultando a los pacientes sobre tres sentidos concretos: el personal, el temporal y el espacial. Respecto al personal hay que preguntarle datos como su nombre, el día en que nació y su estado civil. Asimismo, el segundo sentido es el temporal, dónde habrá que consultar acerca de la fecha concreta o sobre diferentes fiestas que ésta persona debería recordar. Por último cabe consultarle sobre su dirección, barrio, ciudad, etc.

Asimismo, a las personas encargadas de ayudar a las personas con Alzheimer a que su estado no empeore les recomendamos utilizar también técnicas para la estimulación de la lengua o de las capacidades verbales de los pacientes trabajando tanto el idioma oral como el escrito para que estas personas no pierdan todos los recursos de los que disponían. Opciones interesantes serán hacer dictados, completar palabras, etc.

Además, para mejorar la percepción de todo tipo de formas y características de personas y objetos hay que practicar realizando ejercicios como el reconocimiento de objetos cotidianos con los sentidos, la imitación de sonidos o el reconocimientos de familiares. Por último, recomendamos también trabajar siempre las diferentes capacidades conocidas como práxicas en las personas que tienen Alzheimer haciendo tareas que les gusten y que puedan aplicar todos los días. Por ejemplo si les gusta dibujar se les puede pedir que dibujen objetos cotidianos.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+