Llevar audífono reduce el riesgo de Alzheimer, depresión y caídas

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Los audífonos son aparatos que cuentan con múltiples beneficios. La mayoría de las personas creen que solamente benefician la audición, pero la realidad es que recientes estudios han demostrado que favorecen otros aspectos de nuestro cuerpo y nuestra vida en general. Las personas que utilizan audífonos, se ha comprobado, tienen menos posibilidades de sufrir de depresión, además pueden reducir los efectos de Alzhéimer y evitar las caídas.

El oído es un órgano muy complejo e interesante y tan solo ahora estamos llegando a una compresión plena de sus facultades. En el siguiente texto te hablaremos de los beneficios de utilizar audífonos y cómo estos pueden mejorar tu calidad de vida.

La audición, ¿cómo afecta su pérdida a las personas mayores?

Aunque los problemas auditivos pueden afectar a cualquier clase de persona, en diferentes edades, la verdad es que a medida que pasan los años y superamos cierto rango de edad, podemos sufrir más de dicho padecimiento. Después de largos y variados estudios, se ha llegado a la conclusión de que la pérdida de audición afecta negativamente a las personas mayores. Este mal puede hacerlas sentir solas, incomprendidas y, en muchos casos, caer en depresión.

Cuando hablamos de depresión en ancianos estamos refiriéndonos a un problema muy grave y muy extendido. Este mal es capaz de mermarles la capacidad de sentirse útiles, lo cual influenciarán en su salud física. Cuando un anciano no siente que se le comprende o que es muy difícil que otro lo haga, es normal que caiga en depresión. Me ha comprobado que la falta de audición es uno de los factores primordiales para que lo anterior ocurra.

Una vez no se llega a entender a las personas cercanas, la pena o la vergüenza por seguir preguntando hace que las personas se aíslen y no hablen en absoluto. De la misma manera ocurre con el Alzhéimer, enfermedad que necesita de rutinas y actividades para evitar que se expanda tanto. Una de las formas más conocidas es a través de la audición. Si un anciano no puede escuchar bien, las zonas del cerebro que necesitan activarse no lo hacen, por lo cual perderá grandes posibilidades de seguir aprendiendo o de seguir una rutina.

Del mismo modo ocurre con las caídas. Una persona con déficit en su audición vive en una burbuja que se hace estar en estado de ensoñación y es normal que, en ciertos momentos, se muestren desubicados y no le presten atención a las señales básicas, lo que provocará caídas, golpes y traumatismos.

La parte positiva, es que todo esto se puede corregir con un aparato auditivo. Ya vez que no solamente el oír se vuelve importante para la comunicación sino para estado de la vida mucho más profundos e iguales de importante. Si quieres más información te recomendamos NuevaTribuna.es.

Audífonos contra el Alzhéimer y la depresión

El estudio que antes mencionamos llegó a sus conclusiones basándose en grupos de personas que sufrían depresión y dándoles a la mitad de ellas la posibilidad de utilizar audífonos durante un par de meses. Mientras tanto, al otro grupo se le realizó un seguimiento, para saber cómo continuaban sus vidas sin la utilización del aparato auditivo. Al finalizar el estudio, se realizaron entrevistas a todas las personas involucradas; los resultados fueron sorprendentes. Las personas que utilizaron el aparato se encontraban más felices, con menos síntomas de depresión mientras que los demás seguían por la misma línea.

El experimento con personas que padecen Alzhéimer fue similar. Esta enfermedad, como todos sabemos, es degenerativa lo que significa que poco a poco se va mermando las facultades de la persona que la sufre. No obstante, se sabe que ejercitar la mente y el cuerpo puede contrarrestar los síntomas.

Aquellos que presentando dicha enfermedad también sufren de pérdida de la audición, cuentan con una doble problemática. Los estímulos auditivos no son suficientes para ayudar a que el cerebro se active y por lo tanto la enfermedad puede ganar terreno. Los aparatos auditivos resuelven este problema y le dan a la persona afectada una forma de contrarrestar la enfermedad. Lo que buscan los audífonos es que los estímulos exteriores estén presentes en la vida de quien lo necesite y así pueda disfrutar de una buena calidad de vida.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter