Estimulación cognitiva especializada en Alzheimer

Estimulación cognitiva especializada en Alzheimer
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Podríamos pensar en nuestro cerebro como una especie de “esponja gigante” que absorbe cada una de las informaciones y vivencias que hemos experimentado a lo largo nuestra vida. En dependencia de nuestras actividades más frecuentes, este maravillo órgano toma forma, y se alimenta de nuestro comportamiento y nuestra actitud hacia las situaciones del día a día. Al mismo tiempo, se habla de una reserva cognitiva, para denominar el cúmulo de experiencias valiosas en nuestra vida y que sirven como contraparte al desarrollo de algunas enfermedades propias del sistema nervioso. Con respecto al Alzheimer, estas teorías son utilizadas bajo el nombre de “estimulación cognitiva”, a través de la cual pueden lograrse grandes resultados a la hora de retrasar el desarrollo de esta patología.

¿Qué es la estimulación cognitiva?

La estimulación cognitiva se utiliza para referirse a un grupo de terapias o actividades encaminadas a impulsar y estimular la capacidad cognitiva de las personas. Algunas áreas del cerebro como el lenguaje, la concentración, la habilidad motora y la memoria, son tratadas dentro desde este tipo de terapia, generalmente aplicada en grupos de pacientes y familiares, lo que permite asegurar la interacción social del enfermo y su recuperación efectiva.

¿Qué ventajas supone este tipo de tratamiento?

La estimulación cognitiva es capaz de intervenir positivamente en la calidad de vida de las personas afectadas de Alzheimer. Al estimular su desarrollo mental, esto trae como consecuencia un aumento de su autoestima, especialmente cuando logra superar los objetivos y es capaz de mantener su propia autonomía. Desde el punto de vista social, la interacción con el entorno produce un mayor control sobre algunas emociones negativas como la ansiedad y la frustración. Al mismo tiempo, este grupo de terapias también involucra un componente físico, indispensable para asegurar la movilidad del enfermo (sentarse, incorporarse, desplazarse) y la realización de sus actividades cotidianas. De esta manera, no sólo se logra ralentizar el desarrollo del Alzheimer, sino evitar cualquier riesgo de padecer afectaciones cardiacas, pulmonares y endocrinas.

¿Cómo se realiza?

Si bien las actividades propias de la estimulación cognitiva pueden realizarse desde el hogar, la primera fase estará guiada por un experto en neuropsicología, el cual podrá determinar las habilidades y capacidades del paciente en aras de establecer el tratamiento más adecuado. De esta manera, podríamos concluir que se trata de una terapia personalizada para cada paciente, lo que permite atender directamente sus necesidades particulares. Adicionalmente, este grupo de terapias incluye la participación de psicólogos y gerocultores capacitados para estimular a las personas enfermas.

¿Cuáles son las actividades de la estimulación cognitiva?

Entre las técnicas y procedimientos dentro de una estrategia de estimulación cognitiva para los pacientes de Alzheimer, se incluyen las siguientes:

Acondicionamiento del hogar: Se trata de estimular la realización de actividades cotidianas y el uso de ayudas externas como etiquetas para señalizar las distintas habitaciones del hogar, recordatorios de tareas, cuadernos de ayuda, luces de alerta para equipos electrodomésticos y tomas de corriente, etc.

Orientación a la realidad: Se encarga de adecuar al paciente desde el punto de vista temporal y espacial, aportándole herramientas que trabajan el reforzamiento de su identidad personal y le permiten ser más activos desde el punto de vista social. Las técnicas de orientación a la realidad (TOR) implican el debate en grupo de noticias, fecha actual, eventos futuros importantes para el paciente, así como su nombre y edad.

Terapia de reminiscencia: Puede desarrollarse durante las sesiones del paciente o a lo largo del día. Se basa principalmente en la estimulación de su memoria, evocando recuerdos del pasado, familiares cercanos y sucesos acontecidos recientemente. Para ello, se apoya en una serie de recursos como videos, fotografías, sonidos e incluso, aromas.

Psicoterapia específica: Busca reforzar la adopción de conductas adecuadas a través del elogio, la aprobación y el afecto. A través de un sistema estímulo-respuesta, esta técnica busca moldear las distintas emociones del paciente, además de reforzar sus tareas cotidianas y brindarle un mayor control cognitivo.

Adaptación al entorno físico: Como parte de esta terapia, se adecua el entorno de la persona con ayudas técnicas, señalizaciones, rótulos, relojes y calendarios. Todos estos elementos estimulan las capacidades cognitivas del paciente para realizar actividades como bañarse, alimentarse, dormir, e incluso otras encaminadas a estimular su utilidad y su valoración dentro del hogar.

Técnicas de comunicación: Se basan en la adecuación de la comunicación entre el paciente y su cuidador. Expresarse de manera clara y pausada, utilizar palabras comunes y sencillas, mantener el contacto visual y evitar el uso de frases largas, son algunas de las cuestiones que se abordan bajo esta terapia. Al mismo tiempo, también se trabaja la expresión extraverbal, propiciando la conversación y generando climas de buen humor.

Talleres de entrenamiento de memoria: Para esta terapia se emplean ejercicios de visualización, asociación y categorización que permiten estimular la memoria a través de las informaciones visuales. La codificación de imágenes también involucra el trabajo con sentimientos afectivos, un recurso que le permite al paciente, por ejemplo, asociar los rostros y nombres de las personas a su alrededor, identificar ubicaciones, etc.

Arteterapia: A través de diversas manifestaciones del arte como la pintura, la danza o la música, los pacientes de Alzheimer pueden estimular su capacidad de atención, su memoria episódica y su lenguaje. En este sentido, la musicoterapia guarda una gran importancia, pues es capaz de favorecer las relaciones interpersonales del individuo y desarrollar su memoria a corto plazo.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+