¿Cómo se detecta el Alzheimer?

¿Cómo se detecta el Alzheimer?
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Desde que se determinó el primer caso de Alzheimer en el año 1901, esta patología no ha hecho más que aumentar en la población mundial. Actualmente, se identifican más de 50 millones de personas bajo este padecimiento, por lo que es importante establecer un diagnóstico temprano en aras de asegurar al máximo la efectividad del tratamiento. ¿Cómo identificar los síntomas? ¿Cuándo acudir al médico? ¿Cómo se diagnóstica esta enfermedad? Veamos.

Los primeros síntomas

A raíz de una investigación realizada recientemente, los especialistas médicos han podido develar que los cambios de conducta es uno de los síntomas que más temprano se manifiestan dentro del Alzheimer. Si bien esta enfermedad ha sido asociada comúnmente al deterioro cognitivo y la memoria, también debemos hablar del “deterioro conductual leve”, un aspecto que involucra escenarios imprevisibles de enojo, frustración, apatía, ansiedad e incluso, aislamiento social. Estos síntomas neuropsiquiátricos pueden ser la antesala de otras señales de alerta, lo que tarde o temprano conduce a un desarrollo de demencia.

¿Qué otros síntomas existen?

Los principales síntomas para el Alzheimer pueden evidenciarse en áreas del cerebro como la memoria y el raciocinio, especialmente durante las actividades de la vida cotidiana. Olvidar las fechas de cumpleaños, las citas más importantes, así como no ser capaz de asimilar una nueva información, son indicios claros de una degeneración en nuestro cerebro. Al mismo tiempo, las personas experimentan situaciones de desorientación, dificultad para expresarse verbalmente (olvidan palabras comunes, no terminan las frases, repiten constantemente las mismas ideas), extravío de objetos de uso común, incapacidad para tomar decisiones, entre otros.

¿Cuándo es tiempo de acudir al médico?

Muchas veces somos víctimas de un lapsus mental que nos hace olvidar una fecha o un evento próximo, pero la gran diferencia con respecto al Alzheimer es la frecuencia con que acontecen estos escenarios. Si usted percibe estos cambios (generalmente las personas a su alrededor lo notarán antes que usted), debe plantearse la posibilidad de acudir a un especialista médico, más aún si se posee predisposición genética a padecer de Alzheimer. Cuanto antes se realice el diagnóstico, más posibilidades existirán de retrasar el desarrollo de esta enfermedad.

¿Cómo se diagnostica el Alzheimer?

Para establecer un diagnóstico acertado de esta enfermedad, el especialista médico deberá contar con la mayor cantidad de información posible, obtenida a través del historial médico del paciente, la revisión física, el análisis de su capacidad mental entre otras pruebas. Principalmente, el médico podrá realizar preguntas sobre su rutina diaria, su conducta y su salud actual, aunque también podrá realizar exámenes mentales que permitan evaluar su capacidad cognitiva. Al mismo tiempo, podrá realizarse una tomografía computarizada (para descartar tumores, hematomas y afectaciones cerebrovasculares), una resonancia magnética para detectar posible Deterioro Cognitivo Leve, o tal vez una tomografía de tipo PET, para diferenciar el Alzheimer de otro tipo de demencia. Finalmente, el diagnóstico incluye además un grupo de pruebas de laboratorio como análisis de sangre, orina y líquido cefalorraquídeo, que aportan mayores luces sobre esta enfermedad.

¿Qué es el test CODEX?

El CODEX (examen de desórdenes cognitivos), es un análisis novedoso que ha logrado grandes resultados en la detección de Alzheimer. Apenas posee tres minutos de duración y se caracteriza por advertir la patología con gran efectividad. Consta de una primera prueba de memorización, un segundo test de reloj, y finalmente un formulario de cinco preguntas que facilitará la determinación del riesgo de demencia en los pacientes.

¿Qué otras pruebas existen?

Adicionalmente a las estrategias de diagnóstico antes descritas, podemos mencionar el test de Folstein o MEC (Mini examen cognitivo), enfocado a la orientación espacio-tiempo, la memoria, la capacidad de concentración y el razonamiento. Además, se podrá determinar la praxis del individuo (coordinación muscular y gestos), o acudir al Test de Lawton, un recurso infalible para conocer el grado de autonomía de las personas (capacidad para desplazarse, utilizar el teléfono móvil, administrar sus finanzas, etc.). Finalmente, encontramos además la prueba de Grober y Buschke, un examen muy útil cuando se necesita evaluar la memora del individuo.

¿Puede detectarse el Alzheimer por la sangre?

Recientes estudios indican la posibilidad de diagnosticar el Alzheimer a través de la sangre, incluso diez años antes de que se manifiesten los primeros síntomas. Según Gordon Wilcock, catedrático de la universidad de Oxford y jefe de la investigación, la sangre contiene proteínas especiales que fungen como biomarcadores (indicadores de estado biológico), y a través de las cuales pueden detectarse posibles afectaciones demenciales. Aunque supone un gran adelante para la ciencia, esta investigación aún permanece bajo desarrollo.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+